Las opiniones sobre la silla de ruedas eléctrica Zinger son espectaculares

Soy cardiópata desde los cinco años, pero no he renunciado nunca por
causa de mi enfermedad a hacer aquello que deseaba hacer. No he sido
profesional de ningún deporte, por supuesto, pero he nadado, caminado,
viajado,etc.. incluso he subido a las ruinas de Machu Pichu, despacio
y respirando bien.

En estos momentos soy jubilada y hace cuatro meses y medio me rompí el
tendón de Aquiles, lo peor de ese tendón llega cuando descubres que no
es el de Aquiles sino el propio.

No renuncié, me puse a buscar en internet sillas de ruedas eléctrica.
Tenía que ser desmontable, pesar poco, girar en espacios reducidos y
subir cuestas de importancia. Todas tenían problemas, o eran
desmontables pero se perdía demasiado tiempo en montarlas, pesaban
demasiado, subían cuestas muy poco pendientes o tenían poca autonomía.
Cuando ya empezaba a desesperar, encontré la silla ZINGER, era
perfecta para mi, no hay que desmontar nada, incluso una cardíopata es
capaz de plegarla y desplegarla en menos de un minuto, pesa menos de
la mitad de lo que pesa las más ligeras desmontables, es facilísima de
conducir, tiene bastante autonomía, buen diseño, me compré la verde,
me gusta el color y el material en el que esta fabricada. Cuando la
utilizas no se tiene esa triste sensación de ser una pobre
minusválida, una puede ser lo que le toque ser, pero provocar la
compasión ajena es algo que yo siempre he llevado muy mal.

Com esta silla sentí que no dependía de otra persona, había recuperado
mi independencia y esa sensación es algo que no puede pagarse con
dinero.

Mi gratitud a los diseñadores de esta silla, americana, y al equipo
español que se decidió a importarla y sigue diseñando complementos
para hacer de ella una silla mejor y más cómoda.

Anika, Barcelona
shadow-ornament
Miquel M. Miquel M., Calaf

Tenía que irme de viaje a EEUU con un grupo de amigos y la silla Zinger ha sido la solución. Pude llevarla en el avión sin ningún problema e ir a todos lados con ella, causando sensación. ¡Mucha gente me paraba preguntando dónde la había comprado!

Esperanza J. Esperanza J., Sevilla

La silla me ha dado calidad de vida, puedo hacer cosas e ir a sitios que antes me era muy difícil y a veces imposible. De las mejores cosas es lo cómoda que es para transportarla, para viajar es genial por su forma de plegarse.

  • Plegable, registente y ligera

  • Batería de Ion-litio pequeña y con gran autonomía

  • Para interior y exterior

  • Configúrala a tu medida

¿Quieres más información sobre la silla Zinger?

privacy 100x100 spam free. Sólo utilizaremos los datos para contactarte.

Cómprala hoy  y tendrás todo esto:

  • Transporte gratuito dentro de la Península Ibérica
  • Una silla Zinger completa y lista para arrancar
  • Una batería de litio de alta carga

Y además

  • Asistencia internacional en Europa y EEUU
  • 2 años de garantía