Todo lo necesario para viajar con silla de ruedas eléctrica

Viajar amplía la mente y los horizontes personales. Viajar es necesario para todos. Las personas con movilidad reducida también pueden beneficiarse de las innumerables ventajas que supone visitar otros lugares, escuchar otros idiomas. Sí, viajar con silla de ruedas eléctrica es posible, por eso muchos destinos interesantes comienzan a tener muy en cuenta el turismo accesible.

Tener que utilizar una silla de ruedas eléctrica no limita las ganas de conocer mundo, de hecho, cada vez son más las personas que viajan con ella. La demanda crece (se estima que unos 7 millones de españoles con diversidades funcionales viajan con regularidad) y los obstáculos que existían antes, tales como excesivo peso de la silla, grandes IMG_0009dimensiones de la misma o dificultad para su plegado, con lo que suponía de pérdida de tiempo para el viajero y molestias tanto para acompañantes como para personal de viaje, ahora se ven solucionados gracias a la nueva generación de sillas de ruedas ultraligeras y plegables, como la silla Zinger.

Antes de comenzar a planificar nuestro viaje es recomendable tomar una serie de precauciones que harán la experiencia viajera mucho más agradable, con los menos “sustos” posibles:

*Tanto si el viaje es en autobús como si es en avión, comprobar que la manipulación de la silla eléctrica sea apropiada y que no sufra golpes.

*Comunicarse con el personal asistente de viaje de manera clara e insistir para que no existan malentendidos. Ser previsor y realizar los trámites con mucha antelación, a ser posible 48 horas antes del viaje como mínimo.

*Muy importante: que la silla esté en perfectas condiciones. Atención a las baterías (es imprescindible quitar la batería de litio) y a los controles de velocidad. Estos últimos tendrán que estar en su posición más baja; para asegurarte de ello, usa cinta adhesiva para sujetarlos.

Viajar con la silla de ruedas eléctrica Zinger

Aunque cada línea aérea tiene sus propias normas, la silla de ruedas eléctrica Zinger es la solución perfecta para prácticamente cada situación en la que nos podamos encontrar, incluso en las compañías aéreas más restrictivas no tendremos, en principio, ningún problema. La silla de ruedas eléctrica Zinger ha sido creada para viajar, sobre todo teniendo en cuenta sus características técnicas.

La silla de ruedas eléctrica Zinger es ultraligera y plegable. Con ella se reducen los problemas porque sus características son excepcionales dentro de su gama. Pesa tan solo 18 kg, motor y batería incluidos, gracias a estar fabricada con aluminio, lo cual no le impide ser estable y segura. Otra de sus ventajas es la rapidez con la que se pliega y el poco espacio que ocupa (95 X 65 X 25). Ver detalles aquí.

Además, Zinger ofrece asistencia a sus clientes en la mayoría de países europeos, USA, Canadá, Japón y Australia.

Ha llegado la revolución a las sillas de ruedas eléctricas. Todo son facilidades para disfrutar del viaje. La silla Zinger será la mejor compañera si decides viajar con silla de ruedas eléctrica.
imagen